Publicado el

Orchester-Probespiel II

Orchester-Probespiel pruebas de orquesta alemana

“¿y qué pasa si me invitan? ¿cómo funciona entonces?…”

Así terminaba mi primer artículo en este blog acerca de las pruebas en Alemania, y justo aquí empieza el segundo. Aparte de todo el tema burocrático sobre “dónde ver plazas anunciadas”, “cómo enviar una solicitud”… me gustaría dar un par de consejos e información, ya más enfocados a la preparación de la audición en sí. Se trata básicamente de la continuación del artículo anterior a partir del momento en el que llega la carta con la invitación.

Si habíais enviado vuestros papeles por correo ordinario, esperad una invitación por la misma vía. Desgraciadamente muchas veces no se recibe una contestación si no estáis invitados; en todo caso, siempre os queda la opción de llamar a las oficinas de la orquestas para confirmarlo. Aunque no existe una regla generalizada, las invitaciones suelen llegar con poca antelación (aproximadamente un mes antes), y es por esa razón que no está de más conocer los libros y estudios que se suelen trabajar en Alemania. Obviamente aparecen también en las listas de audiciones nombres de compositores más “internacionales” como Goldenberg o Delécluse, pero estos serían los métodos tradicionales:

Libros:

  • Krüger – Pauken- und Kleine-Trommel-Schule
  • Knauer – Kleine Trommel Schule/Praktische Schule für kl. Trommel
  • Knauer – 85 Übungem für Pauke/Paukenstudien
  • Wagner – Der Schlagzeuger im Kulturorchester
  • Keune – Schule für Kl. Trommel/Schule für Pauken

Estudios:

  • Lylloff – Arhus-Etüde Nr. 9
  • Bayer – Pflichtstück Op-5
  • Sommerfeldt – Etude for en Slagverker III

En cuanto a los pasajes orquestales, vais a encontrar prácticamente todo en los libros standart (Gschwendtner, Carroll…), y en caso de pasajes menos conocidos o estudios manuscritos, se suele mandar una copia con la invitación.  Si nunca lo habéis visto, quizás pueda sorprender un poco el ver “nach Ansage” (traducido algo así como: según petición). La verdad es que es algo muy común y en la práctica se suele referir a un pequeño ejercicio donde tocaréis notas sueltas en los platos o unos cuantos compases de redoble en piano y fuerte en la caja.

En general se podrían calificar las listas de repertorio para audiciones en orquestas alemanas como concretas. Por un lado no es común el pedir listas interminables de pasajes, y por otro lado se trata casi siempre de estudios/pasajes relativamente “sencillos”; y con sencillo no me refiero a fácil, sino más bien a partituras que se pueden leer con relativa facilidad y que son comunes a muchas pruebas. En definitiva se trata de encontrar a un buen músico, y no al que haya estudiado más ese repertorio en concreto.

Instrumentos

Es cierto que cada orquesta y cada sección de percusión es un mundo y cualquier generalización puede dar lugar a error, pero yo siempre he visto patrones que se repiten y es por ello que me voy a atrever a describir los instrumentos que seguramente os vayáis a encontrar el día de la prueba:

  • Timbales: a parte de la obvia colocación alemana (timbal grave a la derecha), seguramente os vayáis a encontrar con un instrumento tipo “Ringer” (Winkelmann, Hardtke, Dörfler…) con pedal tipo Berlín y parches de piel. El pedal Dresdner se sigue utilizando en algunas zonas pero no es lo habitual; de hecho muchos timbales Dresden han sido modificados por el pedal estilo Berlín.
  • Caja: os podéis encontrar desde una caja moderna a una Dresdner; lo que no es habitual es llevar tu propio instrumento a una prueba, a no ser que sea solo para calentar en ella; de hecho nadie lo hace, y posiblemente os vayan a pedir que utilicéis la que ya está allí para la audición. Llevar una llave de afinar nunca está de más, sobre todo si os encontráis con un parche de piel.
  • Xilófono: es bastante probable que tengan un Studio 49. La longitud de las láminas es ligeramente diferente pero sobre todo es importante asegurarse anteriormente si las láminas accidentales están a la misma altura (lo cuál es muy habitual) o no. En cuanto a baquetas yo optaría “siempre” por madera.
  • Lira: como en xilófono, es común encontrase con una Studio 49 con pedal, o sea, con las láminas a la misma altura. Existe la tendencia, sobre todo en Berlín, de tocar este instrumento sentado; lo cual no está de más estudiar, ya que la primera vez suele resultar algo incómodo. En cuanto a baquetas, yo no os recomendaría tocar nada con metal. Se suelen utilizar baquetas tipo Rosenthal (metal recubierto de un tipo de plástico) o de otros constructores como Hupfeld, Weisserth… Es difícil encontrar estos materiales en tiendas ya que no se producen industrialmente; si buscáis algo así, podéis optar por los modelos XG de Playwood.

El día de la prueba

Generalmente no se explica por escrito la realización exacta de las rondas en cuanto a repertorio, sino que se anuncia el mismo día justo antes de comenzar: a la hora de comienzo oficial de las pruebas, o unos minutos antes, seréis recibidos por el grupo de percusión junto a algún miembro del comité de la orquesta y ellos os explicarán el procedimiento de las mismas. Generalmente se realizan 2 o 3 rondas.

La utilización de cortina tampoco suele ser un procedimiento habitual, de hecho yo me atrevería a decir que en la mayoría de las orquestas no se utiliza. Por ello, el orden de realización de una prueba coincide habitualmente con el orden alfabético por apellido.

Otra cosa importante a saber es que las decisiones suelen ser tomadas no solo por el grupo o comité designado para dicho fin, sino democráticamente por la orquesta completa. Por ejemplo, en mi orquesta suelen/tienen que estar sobre el 80% de los músicos, osea, más de 80 personas, lo cual hace que el ejercicio se parezca más a un concierto que a una prueba. En otras orquestas quizás haya menos gente, pero lo normal es que haya una gran representación de la orquesta, y que sea ésta misma la que decida sobre sus nuevos músicos (y no simplemente un comité formado por el director titular, un concertino y un percusionista invitado).

Muchas veces me han hecho preguntas del tipo: ¿cómo comportarse el día de la prueba? ¿cómo ir vestido? ¿dirigirse al tribunal o no? Realmente existe una respuesta común a todas estas incógnitas, y ésta es: UTILIZA EL SENTIDO COMÚN.

Elección de un candidato

Bueno, yo creo que ya he escrito bastante acerca de este tema y quizás estaría bien no solo utilizar este blog para escribir información, sino hacer una pequeña reflexión personal acerca de la elección de un candidato para una plaza.

Muchas veces se escuchan frases como: “Pepito” ha ganado la plaza de… Sinceramente, creo que nadie ha ganado nunca una plaza (ni perdido). Y digo esto porque solo se puede ganar o perder si se compite contra alguien, lo cual no sucede en unas audiciones. Al que le guste ganar, es mejor que se dedique a otra cosa. Una audición es un proceso mediante el cuál una orquesta busca a un músico para su plantilla (y no un músico a una orquesta). Por esto mismo, existen muchos parámetros a evaluar y la decisión final no va a ser tomada, o no debería, en cuanto a quién ha tocado “mejor”. Al fin y al cabo, decir que has ganado una plaza es atribuirte un mérito de haberle gustado a alguien, algo imposible… Creo que siempre hay que dar lo mejor de uno mismo, y de hecho esta es la meta que hay que tener en unas pruebas. Pero creedme, esto no va de “ganar” o “perder”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *