Publicado el Deja un comentario

La vida como free lance

La vida como free lance, freelancer de la edad media

El origen del término free lance lo encontramos en el inglés ‘freelancer’ cuya traducción es ‘lancero libre’ y hace referencia a los mercenarios que durante la Edad Media ofrecían sus servicios a diferentes ejércitos en guerra. Afortunadamente, no es este significado al que me refiero cuando hablo de vivir de free lance. La traducción actual al castellano sería ‘autónomo’, ‘trabajador independiente’ o ‘trabajador por libre’.

Actualmente vivo en Londres como timbalero-percusionista free lance. No era la situación que me imaginaba cuando era un joven estudiante de conservatorio y decidí ser músico profesional. Creo que es fascinante el hecho de que en nuestra profesión a veces elegimos nuestro destino, pero muchas otras es el destino el que elige por nosotros. Conocí a mi pareja en la joven orquesta Gustav Mahler. Ella acababa de terminar sus estudios en Londres y ya estaba empezando a trabajar. En esa época yo no tenía un plan muy específico, por lo que irme allí a seguir mi formación parecía una buena opción.

Es curioso pensar que al final ha sido mi situación personal la que ha contribuido a mi futuro profesional. Cuando en una pareja los dos son músicos, es muy difícil encontrar un lugar en el que ambos puedan tener un trabajo gratificante y satisfactorio. Hemos tenido oportunidades en otras ciudades pero Londres ha sido el lugar que nos ha ofrecido la posibilidad de poder vivir juntos y seguir con nuestra formación profesional.

Lo que más me sorprendió al llegar fue la cantidad de músicos trabajando en esta situación: están los jóvenes que acaban de terminar sus estudios e intentan buscar un hueco en el mundo profesional, pero también existen muchos otros con experiencia, de mayor edad, con familia, etc. que están en esta situación, y esto algo que no estamos acostumbrados a ver en España.

Las zonas en Inglaterra donde hay actividad free lance son el norte (alrededor de Liverpool y Manchester), la zona central (en Birmingham) y Londres. Éste último es un caso especialmente único, puesto que solo en Londres hay más de una veintena de orquestas profesionales, tanto sinfónicas y de cámara, como de ópera. Y después está el conocido West End donde también existen alrededor de una veintena de musicales con sus respectivas orquestas. Todas estas formaciones tienen su plantilla fija y una lista de refuerzos que se utiliza regularmente.

A parte del trabajo de interpretación debemos añadir la gran cantidad de oportunidades en educación. Hay escuelas de música independientes, y además en toda Inglaterra existe la singularidad de que el sistema educativo permite recibir clases de instrumento en horario escolar. Estas clases deben tener un sistema de rotación para que no sea siempre a la misma hora y el alumno no pierda siempre la misma asignatura (por ejemplo, matemáticas, lenguaje, historia etc.).

En mi opinión dar clases es una parte muy importante para nuestra formación profesional, pero especialmente siendo free lance, puesto que es fundamental tener algo seguro y estable a nivel económico.

Me gustaría destacar el hecho de que en Inglaterra hay mucha flexibilidad en el mundo laboral. Por ejemplo, en el caso de dar clases, las escuelas permiten que los profesores compaginen su trabajo docente con el de la interpretación. Aceptan el hecho que estas experiencias fuera de la docencia enriquecen a los profesores y como consecuencia benefician también a los alumnos. Otro ejemplo sería ver músicos titulares de algunas orquestas tocando de free lance en otras de forma habitual. Pienso que esta flexibilidad y libertad beneficia tanto a la calidad de las orquestas como al enriquecimiento de los mismos músicos.

A nivel general podría señalar las siguientes ventajas del trabajo free lance: variedad de trabajo con diferentes salas de concierto, músicos y de diferentes especialidades; poder concentrarse en el aspecto puramente musical y no estar involucrado en aspectos personales o políticos; sensación de desarrollo personal y musical continuo, emocionante por la imprevisibilidad del futuro y que para cierto tipo de persona puede ser motivador el hecho de tener siempre que mantener y demostrar un cierto nivel para que sigan contando con nosotros.

Como desventajas destacaría la inseguridad laboral, la dificultad de planificarse al no saber con mucha antelación cuando vas a tener trabajo y la sensación de no pertenecer a ningún sitio.

También me gustaría reseñar el hecho de que cada persona puede tener una situación muy diferente a otra. Depende de si tienes mucha oferta de trabajo, si estás muy establecido en ciertas orquestas o grupos, etc., por lo que cada caso es diferente. Por ejemplo, hay casos de personas que han sido miembros titulares de una orquesta y han decidido dejarla, trabajar de free lance y encontrar así mayor satisfacción. Pero también hay casos de personas que no han encontrado un buen equilibrio laboral y han tenido que cambiar su carrera profesional.

Me gustaría destacar algo que creo que es muy importante. En Inglaterra, a diferencia de otros países, se tiene una visión muy respetable del músico free lance. Siempre te sientes muy valorado en las orquestas y raramente se te trata con inferioridad. Hay incluso situaciones en las que se te ofrecen los papeles con mayor responsabilidad, dependiendo de la reputación del músico en cuestión.

Sin lugar a dudas, lo más importante es siempre actuar de la forma más profesional posible, pero es muy importante también el saber encajar a nivel social. Mantener una actitud positiva y hacer sentir a la gente que estás contento de estar allí. Tener flexibilidad y aceptar correcciones del solista de sección, pero a la vez demostrar confianza en ti mismo. El trabajo está siempre en constante cambio por lo que es importante ser flexible, dinámico y preventivo. Sería recomendable tener varias opciones sobre la marcha y siempre tener proyectos y objetivos a corto, medio y largo plazo.

Para finalizar el artículo me gustaría destacar que la situación laboral del músico nunca va a ser un camino de rosas. Quiero animar a los que van a empezar su camino profesional a mantener una mentalidad abierta ante su futuro. Una de las ventajas de nuestra profesión es el amplio rango de posibilidades además de la interpretación, como por ejemplo la docencia, composición, dirección, etc. Creo firmemente que si hay talento, pasión, actitud correcta y perseverancia, siempre habrá un hueco profesional reservado para nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *