Publicado el

Formar y Educar a 10 años vista

EDUCAR Enseñanzas Elementales y Profesionales

Enseñanzas Elementales y Profesionales

Sí, 10 años. En ninguna otra etapa educativa puede un alumno llegar a tener el mismo tutor durante un periodo de tiempo tan extenso. La relación que se produce entre el profesor, el alumno y sus padres a lo largo de las  Enseñanzas Elementales (EE.EE.) y las Enseñanzas Profesionales (EE.PP.) es única en nuestro sistema educativo y por ello merece una reflexión.

Cómo son esos 10 años para nuestros alumnos y cuál es el rol del profesor en cada momento

Nuestros alumnos comienzan sus estudios en el conservatorio en plena infancia, generalmente entre los 7 y los 9 años (la edad idónea de acceso varía entre comunidades autónomas pero se encuentra entre los 7-11 años para EE.EE.). Un momento en el que la imaginación está en su máximo esplendor y el profesor ejerce como guía y como un  participante más en el juego de aprender, adaptando su forma de trabajar al nivel de madurez de sus alumnos.

A lo largo de los 4 años de las EE.EE. vamos a asentar la base de lo que un percusionista va a necesitar hacer en el resto de su vida musical y lo mejor de todo es que los alumnos lo van a aprender de una manera casi inconsciente. Igualar el sonido de las dos manos a la par que adquirir la destreza de la lectura de notas con corrección, afinar cuartas y quintas en los timbales, conocer las grafías e introducir a los alumnos en la improvisación. El trabajo que se realiza en las EE.EE. no es una cuestión menor, ya que lo que se aprende correctamente se mantiene en el tiempo y permite que sobre esa base se pueda avanzar en contenidos más complejos.

Nuestros alumnos finalizan las enseñanzas elementales entre los 11 y 13 años, momento en el que se producen importantísimos cambios en sus vidas: desarrollo físico espectacular, entrada en la adolescencia y paso de la educación primaria a la educación secundaria. Esto último conlleva generalmente un cambio de centro de estudios de enseñanza obligatoria, nuevos amigos y un punto de inflexión en lo que se refiere al compromiso con la práctica musical que viene marcado por las pruebas de acceso para estudiar EE.PP.

Aquí la figura del profesor tutor es especialmente importante porque tendrá que informar con claridad a los alumnos y a sus padres sobre la realidad de las EE.PP.: carga lectiva, compromiso de estudio diario, compra de instrumentos y opciones de futuro.

Durante los 6 cursos de EE.PP. nuestros alumnos deben adquirir un nivel técnico y musical muy alto en todos los instrumentos. En ese tiempo, los alumnos no sólo completan su desarrollo físico sino que van a terminar de forjar su carácter y van a verse obligados por primera vez a tomar decisiones que marcarán su futuro. Realizan los primeros cursos de EE.PP. a la par que los estudios de ESO. Cada curso que pasa tienen una mayor carga lectiva que les obliga a ser extremadamente eficientes tanto en el Instituto como en el Conservatorio. Tienen que elegir qué bachillerato será idóneo para sus aspiraciones de futuro y en la mayoría de los casos los cursos 5º y 6º de EE.PP. se convierten en un maratón al coincidir con 1º y 2º de bachillerato, la EBAU y, para algunos también, las pruebas de acceso para conservatorios superiores. Nuestros alumnos soportan un nivel de presión mucho mayor al de aquellos alumnos que solo estudian bachillerato. Para mí son superhéroes. En el momento que terminan las enseñanzas profesionales son prácticamente adultos. El profesor, a lo largo de las EE.PP., además de dar toda la formación relativa a la técnica y al trabajo musical, debe potenciar las fortalezas de sus alumnos, ayudarles a superar sus debilidades, así como estar atento a sus inquietudes e intereses. Solo así podrá orientarles de la mejor manera posible para que sean ellos quienes decidan con qué tipo de formación desean continuar.

Relación profesor-alumno

Lo que oyes, lo olvidas.
Lo que ves, lo recuerdas.
Lo que haces, lo aprendes.

(proverbio chino)

Si para un niño sus padres son su espejo y modelo de referencia, el profesor de instrumento se convierte no solo en modelo sino en guía fundamental para su formación musical. ¿Somos conscientes de que, descontando a sus padres, el profesor/tutor de instrumento se convierte en el adulto con quien más tiempo pasan a solas los alumnos?

Los profesores tenemos una influencia muy grande en el alumno. Debemos ser conscientes de ella y utilizarla siempre para ayudar al alumno a crecer personal y musicalmente. Es por ello que acompañar a estos chicos en su formación durante 10 años es un desafío y una gran responsabilidad a la vez. Los profesores debemos ser solventes en nuestros planteamientos, organizados en la secuenciación de los contenidos y flexibles en la programación de los mismos según sea la evolución del alumno, seleccionando el repertorio más adecuado para cada alumno. Ser organizado es fundamental ya que si queremos que nuestros alumnos también lo sean debemos ponérselo fácil desde el primer curso de EE.EE. (marcar con claridad qué es lo que deben estudiar de clase en clase y cómo deben hacerlo). Ser flexible es una necesidad ya que cada alumno evoluciona de un modo distinto. Y siendo flexibles debemos tener también un plan de trabajo claro con cada alumno. Si tenemos claro a dónde queremos llegar con nuestros alumnos, bien lo conseguiremos o en el camino encontraremos nuevas caminos a explorar. Si no tenemos ningún plan, es probable que acabemos conduciendo al alumno a dónde no queríamos llegar de ningún modo. El tiempo dedicado al estudio depende principalmente del alumno, pero del profesor depende directamente que el plan de trabajo sea coherente y motivador.

Foto PLANETARIO Enseñanzas Elementales y Profesionales

Los tutores también somos responsables de hacer que nuestros alumnos tengan vivencias musicales intensas a lo largo de sus estudios de manera que aumente su motivación y compromiso con el estudio de su instrumento: audiciones, cursos, intercambios, encuentros de percusionistas, asistencia conjunta a conciertos, o simplemente hablar de música y de experiencias musicales con ellos. En todas estas actividades conseguimos potenciar la comunicación, el compañerismo, el respeto, la igualdad de oportunidades y el trabajo en equipo.

Todo esto se produce porque el profesor vive el compromiso con sus alumnos con una implicación que va mucho más allá de la hora de clase semanal.

Además, es fundamental tener empatía con los alumnos. Confiar en ellos y que ellos confíen en su profesor. Y, porqué no decirlo abiertamente, querer a los alumnos. El componente emocional es fundamental para que todo fluya. Para un profesor hay pocos momentos mejores que los abrazos que te dan los niños de elemental al acabar una audición o a final de curso. Para un niño sentirse querido y valorado es fundamental. En las clases de instrumento debemos permitir que afloren las emociones y que nuestros alumnos sientan que son importantes dentro del grupo y para su profesor. La complicidad y comunicación que llega a crearse entre profesor y alumno en los últimos cursos de EE.PP. es única y trasciende a lo meramente académico.

Dice el proverbio africano que “para educar a un niño hace falta la tribu entera”. Próximamente abordaremos la relación de los profesores y las familias y también la relación entre todos los alumnos de una clase de percusión.

Hasta entonces… ¡Buen inicio de curso a todos!

38 comentarios en “Formar y Educar a 10 años vista

  1. Un articulo estupendo, con reflexiones de gran altura.
    Ojala los políticos que se encargan de Educación fueran tan reflexivos y estuvieran a tu altura.
    Mª Antonia

    1. Muchísimas gracias por tus palabras Mª Antonia.
      Tú fuiste una de las mejores profesoras que tuve en el colegio y tus clases me marcaron siempre en positivo porque me hacías pensar y reflexionar en el porqué de las cosas. Y creo que desde entonces no he dejado de hacerlo. Un fuerte abrazo!

  2. Gracias Blanca por este artículo.
    Tus reflexiones son el día a día de nuestro trabajo. Recomendable para todos, aquellos que empiezan su experiencia docente como los que llevamos ya unos años en ello, pero más importante para las familias y su implicación en el aprendizaje de sus hijos.
    Excelente artículo, enhorabuena!!!

    1. Gracias Sergio! Hablar con colegas también resulta muy motivador y las charlas que tuvimos antes del Encuentro de Profes de marzo así fueron. Un abrazo!

  3. Maravilloso y motivador artículo. Así de completa es esta profesión.

    1. Muchas gracias Ana!

  4. Excelente artículo Blanca, suscribo cada palabra. Tal y como dices, tenemos una gran responsabilidad para con nuestros alumnos y es necesaria una reflexión como la que haces para estar a la altura. Hace poco tuve el placer de presenciar el concierto fin de Enseñanzas Profesionales de los alumnos con los que empecé, y fue una sensación indescriptible, qué emoción… Espero con ganas tus siguientes artículos, son temas que prometen! Un saludo

    1. Gracias Rubén! Y espera a que veas a alguno de esos chicos terminar Superior, ya en el mundo profesional o que se convierta en uno de tus compañeros de trabajo: Es fantástico! Un abrazo

  5. Gracias Blanca,
    Has sabido redactar en un artículo el largo y duro camino que se recorre en las enseñanzas musicales, siendo El Centro el alumno, pero con un fuerte compromiso de la familia y por supuesto del tutor.
    Se nota el cariño que pones en tu trabajo.
    Profesores como tú hacen más grande la educación musical.

    1. Muchas gracias por tus palabras Carlos!

  6. Genial artículo, Blanca. El profesor es la principal fuente de motivación que tiene el alumno dentro del conservatorio, y el papel de los padres es capital como motivación externa. Un abrazo.

    1. Muchas gracias Fran!

  7. blanca me has dejado tocada !! muy bien con mucha reflexión y es así como dices .todos teníamos q saber música un abrazo muy grande sigue así

    1. Muchísimas gracias por tus palabras!

  8. estupendo Blanca, esperando la segunda parte. Enhorabuena por tan fantástico articulo.

    1. Muchas gracias Ricardo!

  9. Un estupendo artículo de una estupenda profe, percu y mejor persona.

    1. Muchas gracias Alfredo!

  10. Estupendo artículo.
    Tal y como indicas en esta reflexión, así actúas tú. Lo he podido comprobar como madre de un alumno durante sus 10 años de estudios.
    Gracias Blanca por tu labor docente y tu empatía.

    1. Muchísimas gracias, Pili!

  11. Ejemplar la claridad, sensatez, profesionalidad y pasión que demuestras con tus palabras. Ojalá llegue a multitud de personas, sean alumnos profesores o padres, para que reflexionen sobre la importancia de tu discurso.
    Gracias, Blanca, eres puro amor y dedicación hacia todo aquel que te rodea.

    1. Muchas gracias Yoli!

  12. Enhorabuena Blanca !!!
    Un abrazo.

    1. Gracias Pedro!

  13. Gracias a ti Blanca, los Concursos de Percusión q organizamos ,me mostraron lo q la motivación y tu dedicación hace por los chavales .Ojalá todos los profesores fueran tan con scientes de su responsabilida como lo eres tú. Aupa con el nuevo curso y sigue
    por ese camino tan bello q has sabido crear,con el reto este año de tener como alumno a tu hijo
    Nicolás. Un abrazo grande.

    1. Muchísimas gracias, Pilar. Siempre ha sido un lujo trabajar conjuntamente contigo y espero que pronto pongamos en marcha nuevos proyectos. Un abrazo!

  14. Me ha encantado el artículo y lo has explicado tal como es, enhorabuena por tu gran trabajo y muy agradecida por todo lo que aprendió tanto mi hijo como yo de la música.

    1. Muchísimas gracias, Mª José!

  15. Como ya han dicho anteriormente, tú llevas a cabo cada una de las palabras que has escrito en este artículo, doy fe de ello, ya que has sido profesora de dos de mis hijos. Sin tu compromiso y tu cariño hubiera sido más difícil sobrellevar algunos momentos. Gracias por tu dedicación y ejemplo!!!. Un abrazo.

    1. Muchísimas gracias Vanessa! Con padres y madres comprometidos como vosotros es más fácil trabajar.

  16. Blanca es muy gratificante suscribir tus palabras, en otra disciplina artística pero encaminadas en tareas muy similares, dejar volar la imaginación, jugando, experimentando aprendiendo y algo muy importante una implicación directa del profesorado para motivar a los pequeños acompañando.
    Gracias Blanca por compartir

    1. Muchísimas gracias Ana! Seguiremos haciendo cosas !

  17. Solamente alguien que aprecia y ama su trabajo puede hablar así de él. Por muchas piedras que el camino tenga, nunca desistirá de su andadura. Porque no olvidemos que lo importante es levantarse y seguir caminando.
    Gracias Blanca, por estas reflexiones que nacen de la vocación.

    1. ¡Muchas gracias Roberto!

  18. Enhorabuena por este artículo que genera reflexión y emoción.
    Como dice Fran, el profesor es el que hace que un alumno ame o no un istrumento en los primeros cursos.
    Muchas gracias a todos esos profesores que trasmiten tanto en sus clases.

    1. ¡Muchas gracias, Cristina!

  19. Afortunadamente, poco a poco, los profesores de instrumento se van convenciendo de que la labor pedagógica va más allá de la interpretativa: para ser buen profesor no es suficiente saber tocar. Así, en el caso de esta profesora, hay preocupación y pasión por enseñar.
    Esta lectura me reafirma en la idea de que los profesores de los grados elemental y profesional son los que “hacen” al alumno. Es muy buena la idea de otro artículo de la misma docente en el que se refiere a que, estudiar grado superior, no es el único motivo o destino de los estudios profesionales: formar ciudadanos felices, libres y que disfruten de la música.
    Enhorabuena.

    1. ¡Muchas gracias, Julio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *